Category: Voltear la hoja

Acariciados con los dedos

Por Sylvia Teresa Manríquez Qué cuántos años tengo? – ¡Qué importa eso! ¡Tengo la edad que quiero y siento! La edad en que puedo gritar sin miedo lo que...

Para quienes vienen después

Por Sylvia Teresa Manríquez   Ana atisba nerviosa desde la banqueta de su casa hacia la calle por donde verá llegar a su hija. Le preocupa el retraso porque...

Oliendo el viento

Por Sylvia Teresa Manríquez  LXXXIX Cuando yo muera quiero tus manos en mis ojos: quiero la luz y el trigo de tus manos amadas pasar una vez más sobre mí su...

Nadar

Por Sylvia Teresa Manríquez   I Una crónica Nadar Se baña pegadita a la orilla, para no resbalar, para no caer hasta el fondo. Reflexiona sobre esto al mirar las...

A la vuelta de cualquier esquina

Por Sylvia Teresa Manríquez   Me llegará lentamente y me hallará distraído probablemente dormido sobre un colchón de laureles… Con unas hebras de plata me...

¿Qué hace falta?

Por Sylvia Teresa Manríquez   I En Agua Prieta, Sonora, hace unos años, un artista de la guitarra clásica ofreció un concierto. Un pequeño niño quedó...

Esta familia que ves

Por Sylvia Teresa Manríquez Esta familia que ves es la cosa más común, de no ser porque Saúl que colecciona sombreros, cuelga cien en un perchero y mete cien al...

Humanos sin color 

Por Sylvia Teresa Manríquez Señora, señora – me dijo un niño – tenga cuidado, esa niña la va a hechizar y señaló a una niña albina sentada junto a mí....

Suena el viento

Por Sylvia Teresa Manríquez Suena el viento a la voz de un hombre muerto a lamento de mujer a perro herido a tormenta en cada puerta a vidrio roto. Suena y llega a...

Titila sobre la luna su mirada

Por Sylvia Teresa Manríquez Dormido sobre la tierra, espantado va su sueño, titila sobre la luna su mirada, de maestro. Dos alas negras siniestras rompieron el...