Deconcini(Abierto) Autos: 5 min, Lineas Abiertas: 1 | Peatonal :0 min, Lineas Abiertas: 1
Mariposa(Abierto) | Autos: min, Lineas Abiertas: | Trailers : min, Lineas Abiertas:
Morley Gate (Cerrado)

Sepultan al fotoperiodista Edgar Daniel Esqueda en SLP

SAN LUIS POTOSÍ, S.L.P., (proceso.com.mx).- Sobre el ataúd del fotógrafo Edgar Daniel Esqueda Castro colocado frente al altar el Santuario de Guadalupe, brilló el chaleco de brigadista que portó en los días posteriores al sismo del 19 de septiembre en la Ciudad de México, de cuyos tantos escombros pudo sacar a una persona viva.

El fotoperiodista, asesinado horas después de la irrupción violenta de supuestos agentes de la Policía Ministerial que así lo sacaron de su domicilio en la mañana del jueves 5 de octubre, fue despedido esta tarde en una misa en el santuario.

Allí estaban sus padres, su esposa, su hija y sus colegas periodistas potosinos. Estaban también integrantes de la brigada de rescate urbano en la que Daniel participaba y con quienes había compartido varios días de labores en el edificio de Álvaro Obregón 286 de la Ciudad de México.

“A Edgar Daniel lo conocíamos como lo define el compañero Gerardo Armendarez: un hombre sano; su único pecado fue tratar de estar siempre al momento de tomar una buena foto, pero hoy, más que nunca, vale la frase que ninguna nota, ninguna información vale más que la vida de un periodista.

“Hace dos semanas estuvo en la Ciudad de México para colaborar en labores de rescate y logró salvar una vida. Pero eso no le importó al cobarde sicario que impunemente lo acribilló”, publicó en el portal Vox Pópuli –en el que Daniel colaboraba- su compañero también fotógrafo Héctor Guevara.

La última imagen que Guevara tuvo de Daniel Castro –como se le conocía en el gremio potosino- fue “en la zona cero de Álvaro Obregón 286, sonriente con su casco y su equipo de paramédico formado en la larga fila de voluntarios esperando a ser llamado…”.

En un video elaborado por el periódico digital Momento de San Luis, se ve el velorio de Daniel convertido en lo que él quiso que fuera: lo más parecido a un jolgorio.

“Daniel había recibido amenazas de muerte. Por eso le dijo a su familia que si algo le pasaba, en su funeral no debía haber tristeza. Su última voluntad fue tener un velorio con la música que le gustaba”, dice la voz de la reportera Rocío López, en el video que muestra la modesta casa, las sillas metálicas colocadas en la calle para recibir a los dolientes, el ataúd asemejando un altar de muertos con sus veladoras, sus flores, la comida favorita del fotógrafo y al fondo la música guapachosa.

La madre de Daniel dijo que sabían de las amenazas que recibió de junio o julio para acá. La última le fue hecha el miércoles, la víspera de que varios hombres que dijeron ser ministeriales allanaron su casa para entrar por él.

Ella se niega siquiera a escuchar el rumor, el de siempre: “Mi hijo no pertenecía a nada de lo que lo quieren involucrar, muchísima gente lo conoce y saben que él no era de ninguna delincuencia”.

Este domingo, tras la misa en el Santuario de Guadalupe, Daniel Castro fue sepultado en el panteón Jardines del perpetuo Socorro en la colonia El Obraje.

Las amenazas de Aries y Zeus, en la mira

La queja que desde el 13 de junio presentó el fotoperiodista Edgar Daniel Esqueda Castro ante la Comisión estatal de derechos humanos sigue abierta, y de ella surgen dos nombres en clave de agentes de la Policía Ministerial, quienes de acuerdo con su declaración, le hicieron en distintos momentos amenazas y pretendieron impedir que tomara y publicara fotografías de sucesos delictivos a los que acudió a realizar cobertura periodística: Aries y Zeus.

El 14 de junio, la CEDH emitió medidas precautorias dirigidas al comisario de la Policía Ministerial, José Guadalupe Castillo Celestino, para garantizar en todo momento la integridad y seguridad personal de Edgar Daniel.

Al mismo tiempo, la CEDH dio vista de la queja y de las medidas al Comité estatal de protección al periodismo, que preside el secretario de Gobierno, Alejandro Leal Tovías, así como al Mecanismo federal de protección para personas defensoras de derechos humanos y periodistas de la Secretaría de Gobernación.

Aunque el comisionado de la Policía Ministerial, Castillo Celestino, entregó un informe en el que rechazó la acusación hecha por el fotoperiodista, notificó a la CEDH que aceptaba las medidas de protección.

“En este caso las medidas fueron que se abstuvieran de molestarlo cuando él realizaba su trabajo, porque él lo que refiere en su queja es que cuando va a cubrir eventos de índole delictiva, tiene desencuentros con policías ministeriales” específicamente con los conocidos con las claves “Aries” y “Zeus”, dijo a Apro en entrevista vía telefónica el presidente del organismo, Jorge Andrés López Espinosa.

“La respuesta, entendemos que para que le garanticen lo que nosotros estamos solicitando. Y luego el Mecanismo nos pide mayor información y entiendo que ellos tienen contacto con Edgar; entendimos que debieron tener o tuvieron contacto inmediato con él desde el momento en que le dimos vista. El Mecanismo normalmente no informa a las comisiones estatales cuáles son las acciones que ellos realizan de protección”, adujo López Espinosa.

Después del informe de respuesta de la Policía Ministerial, no hay más diligencias de la queja del fotoperiodista, con quien el 30 de agosto la visitadora de la CEDH intenta comunicarse en vano.

Aunque el caso se expuso también en el Comité de protección al periodismo.

“Hay un seguimiento…precisamente el día en que se lo llevan había una reunión programada y se volvió a tocar el tema”, dijo Jorge Andrés López.

Ese jueves 5, la CEDH presentó medidas cautelares para la familia de Daniel que fueron solicitadas a la Policía Estatal, a la Procuraduría de Justicia, y se notificó de nueva cuenta al Mecanismo federal.

“El expediente sigue abierto, obviamente tendrá que derivar en una recomendación”, dice el presidente de la CEDH, quien dice creer que ahora tendría que explicar la Policía Ministerial “cómo es que esas acciones que ellos tomaron no fueron efectivas”.

Brigada de PGR investiga

Este domingo, el procurador de justicia del estado, Federico Garza Herrera, dio a conocer que personal de la Procuraduría General de la República se encuentra en San Luis para trabajar en las investigaciones por el asesinato del fotoperiodista.

Dos agentes del Ministerio Público, cuatro agentes de la Policía Investigadora Federal y personal de apoyo estarán en la entidad “por el tiempo que sea necesario para esclarecer este lamentable hecho”, dijo.

Los agentes de PGR acudieron al punto cercano al acceso del aeropuerto internacional donde fue encontrado el cuerpo de Daniel Castro y al domicilio de donde fue sustraído el jueves 5 por la mañana, de donde han recabado evidencia.

“Por instrucciones del titular del Poder Ejecutivo se habló directamente con la unidad especializada de atención a delitos contra la libertad de expresión; también se hicieron gestiones directas ante la PGR para que pudieran intervenir, esto en el ánimo de no generar ninguna suspicacia ni malos entendidos en el desarrollo de la propia investigación, toda vez que había un señalamiento de que las personas que incursionaron en el domicilio señalaron o se ostentaron como ministeriales”, explicó Garza Herrera.

No es posible confirmar o descartar la participación de agentes de la Procuraduría –adscritos a la Ministerial- en la sustracción y homicidio de Daniel, pues “es todo parte de la investigación”.

Al funcionario estatal lo que le parece más importante, en sus palabras, “es que esté interviniendo la Federación… creo que las evidencias que tienen van sumando para dar con una línea sólida de investigación, ellos van a estar aquí todo el tiempo que se requiera, hasta que se esclarezcan los hechos”.

 

proceso.com.mx