Marco Estrada… y mamá

Con siete ponches, Justin Verlander (Detroit) rebasó a Tommy John y alcanzó a Eddie Plank en 2,246 ponches en su carrera, con lo que se coloca en el sitio 53 de la historia.

 

Por Jesús Alberto Rubio.

En el Día del Maestro, en medio de felicitaciones y reconocimiento a su rica labor de enseñanza y orientaciones dentro y fuera del aula, sé que también le gustará esta siguiente historia publicada por Keegan Matheson/MLB.com:

El Día de las Madres en los Estados Unidos representó un momento especial para el lanzador mexicano de los Azulejos, Marco Estrada, quien atrapó el primer lanzamiento ceremonial de su madre, Silvia Maritza Estrada, previo al último partido de la serie contra los Marineros.

Luego de recibir la pelota que lanzó su mamá, Estrada le regaló un arreglo de flores en el terreno de juego.

El abridor de Toronto y su madre se mudaron de Ciudad Obregón, México a Sylmar, California cuando él era pequeño, y desde entonces Silvia ha apoyado a Marco en el transcurso de su carrera en el béisbol.


Estrada, quien en un momento dado fue un lanzador de secundaria apenas reclutado, se ha convertido en uno de los abridores más confiables de la liga y sostiene efectividad de 3.12 en sus primeras ocho aperturas del 2017.

Al Grandes Ligas honrar el Día de las Madres, los jugadores en toda la liga están vistiendo uniformes, accesorios y bates de color rosa durante los partidos de este fin de semana

Qué le puedo decir.

¿Desea conocer detalles de la vida de Marco y su mamá?

http://www.excelsior.com.mx/adrenalina/2016/06/25/1100973

Siempre hay una luz de esperanza.

Salvador Cosío Gaona, también escribió:

Marco Estrada nació en la antigua Cajeme, hoy Ciudad Obregón en Sonora, y en el verano de 1989 la extrema pobreza obligó a su madre Silvia Maritza Estrada Cervantes a emigrar, llevándolo consigo a California en los Estados Unidos de América, teniendo Marco escasos seis años de edad, cruzando entre peligros la frontera y llegando a sobrevivir de la forma más precaria al Valle de San Fernando del Condado de Los Ángeles, al sur de la gran urbe Angelina.

Marco nunca conoció a su padre y el crédito de su éxito es de su madre, quien al ser abandonada y quedar desamparada, decidió registrar a Marco con sus dos apellidos, debiendo sacarlo adelante trabajando doble turno cotidiano para subsistir, laborando de afanadora y de niñera, luchando arduamente a diario para además de subsistir y proveer a Marco René de lo indispensable, pudiera jugar beisbol, ya que desde pequeño mostró cualidades para el Deporte Rey.

Estrada quería ser pitcher, pero debió iniciar a jugar como infielder siendo hasta su último año en Sylmar High School cuando le dieron oportunidad de ocupar la lomita ante la lesión de uno de los lanzadores y así se convirtió en el mejor abridor de la escuela preparatoria. Siguió descollando como pitcher en el equipo del Glendale Community College, de donde pasó a la Long Beach State University; desde esa época estudiantil y siendo mucho muy joven, ya vivía con Janai, su hoy esposa, quien le impulsó y apoyó trabajando duro para cubrir los gastos necesarios a efecto de que Marco pudiera seguir estudiando y además jugando beisbol.

Como varios peloteros mexicanos marcados por la cultura del esfuerzo, entre los que destacan Fernando Valenzuela, Miguel “Mariachi” González,  Roberto Osuna y Julio Urías, entre otros, Marco Estrada es un ejemplo de tesón, disciplina y pasión por lograr el éxito, el que le llegó sin hacerle perder su humildad y sencillez, con un carácter indomable que le ha hecho poder superar adversidades como pobreza y lesiones, siendo ahora uno de los mejores lanzadores de la Liga Americana y quizá el mejor abridor mexicano actual en Gran Carpa a quien se le avizora un gran futuro.

El histórico 2

Nos lo señaló en el FB Joaquín Moreno:

El ultimo Yankee en usar ese número fue Mike Gallego……algunos otros también lo utilizaron antes, como Bobby Murcer, Cleter (Cletis) Boyer… y así.

Ahora, vea estos datos que encontré:

1.- Desde que subió a las Mayores con los Yankees, siempre utilizó mismo modelo de bate: Louisville Slugger P72, de 34 pulgadas y 32 onzas.

2.- En los campos de entrenamientos del 1994, Jeter utilizó el número 74 en su uniforme. No fue hasta el 1995 que el dirigente Buck Showalter le dijo al encargado de la propiedad Nick Priore que le diera el número 2, porque creía que sería un jugador especial.

CARLOS RODRÍGUEZ CANDILA:
LEAD Technologies Inc. V1.01
Jeter, un fenómeno en su posición y versatilidad en bateo. Mantle, con sus limitaciones por enfermedad  y además vida dispendiosa, un gigante en bateo en todas sus formas, pero más destacado con poder descomunal sobre todo jonronero  y ambidextro que hacía en ambas posiciones lo mismo con capacidad completa y fildeando en center excelente.

RODOLFO ALCARAZ VELÁZQUEZ

A muchos de mi generación no nos tocó ver al gran Mickey Mantle en video y películas; dicen que las comparaciones son odiosas.

Mantle y Jeter son sólo algunos de los grandes peloteros que dieron grandeza a los Yankees.

Mickey Mantle heredó el lugar de Joe DiMaggio y Jeter un excelente pelotero en la época de los esteroides, que lo hace mejor los números, los campeonatos ahí está la discusión y el debate. Saludos.

DR. THOMAS LÓPEZ:

 Fieles a la Camiseta: Desde los inicios del Béisbol organizado, ha sido un gran reto  establecerse, mantenerse y hacer historia con un solo Club. Si eso fue antes, hoy en día con el “Canto de las Sirenas” que representan  los megacontratos millonarios, es muy difícil ver peloteros que porten el mismo uniforme de por vida.

Cap Anson fue el primer bateador en llegar a los 3,000 hits, vio acción en 27 campañas con 3 equipos, de 1871 a 1897 y es el jugador de posición con más campañas en Grandes Ligas; por su parte Nolan Ryan líder histórico en ponches y ganador de más de 300 juegos, lanzo 27 temporadas entre 1966 a 1993 con 4 equipos.

Columna completa en: http://www.solobeisbol.mx/index.php/columnas/desdelabutaca