Deconcini(Abierto) Autos: 15 min, Lineas Abiertas: 2 | Peatonal :10 min, Lineas Abiertas: 1
Mariposa(Abierto) | Autos: 10 min, Lineas Abiertas: 2 | Trailers : min, Lineas Abiertas:
Morley Gate (Abierto) | Peatonal :0 min, Lineas Abiertas: 3

Estos robots permiten volver a caminar

La firma israelí ReWalk fue la primera en obtener aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EU para desarrollar un exoesqueleto que le permite caminar a parapléjicos. Mira cómo funciona.

Radi Kaiuf quedó paralítico en 1988 durante su servicio militar. Hoy, sigue paralítico… pero puede caminar.

Kaiuf usa un exoesqueleto desarrollado por la firma israelí ReWalk.
Se trata de un robot portátil que se ajusta al cuerpo y proporciona movimiento impulsando la cadera y las rodillas para permitir que las personas con lesiones de la médula espinal se mantengan erguidas, caminen, giren y suban y bajen escaleras.

“La primera vez que mis hijos me vieron parado, me dijeron ‘papá eres alto’”, recuerda Kaiuf en entrevista con El Financiero. “Cambió mi vida (…) soy libre (…) me siento normal”.

La firma fue fundada por el doctor Amit Goffer, un científico e inventor israelí que quedó cuadripléjico en un accidente en 1997, aunque por la extensión de sus heridas no puede usar su propia invención.

Durante una presentación a medios en Israel, voceros de la firma explicaron que Goffer no podía entender cómo la única opción para personas con parálisis fueron, durante al menos 2000 años, las sillas de ruedas.

La empresa ha desarrollado seis ediciones de su producto, el ReWalk 6.0 fue lanzado a mediados de 2015 y fue el primero en llegar al mercado minorista a un precio de 70 mil dólares y suma más de 350 unidades vendidas.
En 2014, esta compañía fue la primera firma en obtener aprobación para un exoesqueleto por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés); actualmente otras firmas como Parker Hannifin, con su producto Indego, también han alcanzado el permiso.

“Indego funciona como un segway con piernas; una vez que el usuario lo prende, simplemente tiene que inclinarse para adelante para caminar, o inclinarse hacia atrás para detenerse (…) funciona de la misma manera para ponerse de pie cuando se está en la silla de ruedas. El usuario pone sus pies delante de él, después se inclinan para atrás, el dispositivo vibra para avisarle al usuario que si continúan en esa posición el dispositivo los levantará y los pondrá en posición”, explicó en entrevista telefónica Achilleas Dorotheou, VP y líder de la unidad de movilidad humana y control de negocio de Parker Hannafin Corporation, con sede en Ohio, Estados Unidos.
De acuerdo con el especialista, hay emoción en el mercado por esta industria, pero considera que hay muchos proyectos sobre la misma línea allá afuera que no son sustentables.

“Las personas son muy optimistas sobre los prospectos, pero este mercado no será significativo por los próximos 10 o 15 años. No creas los miles de millones en los que se valúa el potencial de este mercado. Hay muchos obstáculos en el desarrollo de esta tecnología como regulación, soporte clínico, reembolsos por medio de seguros y gobiernos”, mencionó el directivo.

En la siguiente década, Dorotheou cree que se verán sólo unos cientos o miles de estos dispositivos en las piernas de algunas personas en Estados Unidos, ya que es un mercado que aún tiene que madurar.


elfinanciero.com.mx