Homenajearán a los Ángeles de Puebla del 79

Textual de Héctor Espino Jr. (Teto), a través de In Box: Chuy, me acaban de informar que hablaron con personal del Instituto del Deporte para formalizar la solicitud a la directiva de los Naranjeros para la reubicación de la estatua de mi padre al Estadio Sonora. Primero Dios así sea. Seguimos esperando.

  • Mario Valdez, nuevo gerente deportivo de los Tomateros de Culiacán.

 

Por Jesús Alberto Rubio.

El Club de Beisbol Pericos de Puebla anuncia que el próximo día 31 del mes en curso, en la jornada inaugural,  brindará un gran homenaje/reconocimiento a quienes  formaron parte del equipo campeón de la LMB en 1979 cuando el equipo se denominaba Ángeles.

Fue aquella heroica jornada en la que en el séptimo juego decisivo Ernesto Escárrega superó a Mike Paul en el Parque Hermanos Serdán para la coronación de los Ángeles de Puebla ante los Indios de Ciudad Juárez.

Ya le he dicho que esa vez –la serie en Puebla—me tocó cubrirla como enviado especial de El Dictamen de Veracruz y me pregunte a quien le iba y deseaba que ganara el campeonato cuando con los Ángeles lanzaba mi hermano Fernando López.

¡Con eso está y estaba dicho todo!

Ojalá y asistan la mayoría de los jugadores que vivieron aquel título: Paquín Estrada, Jorge Fitch (mánager), José Luis “Zamorita” Hernández, Ramón Munguía, Alfonso “Houston” Jiménez, Bernardo Calvo, Luis Lora, Abraham Rivera, Pablo Gutiérrez Delfín, César Díaz, Morris Nettles, Luis Alberto Carreño, Héctor Zamudio, José Antonio  Elguezabal…

También, claro, Vicente Pérez Avellá, entonces propietario de la franquicia al lado de su señor padre Jaime Pérez.

Bien, muy bien.

Veremos, también, si hacemos el viaje.

Fitch vive en Rosarito, BC; Bernardo, en Tlacotalpan; Munguía, en Hermosillo; Fernando en Pittsburg, Texas; Elguézábal en Guaymas; Paquín está en León, Guanajuato; El Houston, en Oaxaca; Carreño, en Nogales, Díaz, en Jamapa, Veracruz…  ¿Pablo, en Córdoba?

¡Dónde los demás?

Recuerdan a Obed

 


Múltiples comentarios en torno al gran Obed Plascencia, de grandes recuerdos y total aprecio de la familia beisbolera hermosillense…. ¡y de dónde no!

A Obed una vez en un juego de veteranos le vi hacer un tiro perfecto a la primera base sin esperar que el ampáyer cantara foul o pelota en juego tras una fuerte rola muy pegada a la línea de fer de la tercera base.

Hizo lo correcto.

No espero que “cantara” fer o faul el ampáyer; capturó la bola y vámonos, rápido tiró a la primera.

¡Cuántas jugadas, hechos y hazañas hizo Obed en la pelota profesional…!

Disfrute las siguientes opiniones:

ERNESTO MUNRO PALACIO:

Completamente cierto. En esa época, del 60 al 62, jugaron grandes peloteros con los “Tiburones” de Puerto Peñasco, pudiéndoles citar a Romualdo “el Changarro” Urías, “Güilo” Villegas, Eduardo Escalante, Marco Antonio Manzo, Eduardo “Lalo” Cruz, Pilar Camacho, Jorge “Pizcachas” Robles, Eradio Burruel, Alfredo “Tito” Torres, “panzas” Quiñones, Santiago “el Vaquero” Vásquez, Manuel Chiquete, Alfredo “Chicles” Rodelo, Jorge “Payo” Rubio, Juventino “Tino” Torres, Genaro Torres, Jesús “Chúbila” Rojo, Alejandro “Janduy” Lagarda y por supuesto Obed Plascencia, entre otros.

CARLOS RODRÍGUEZ CANDILA:

Tremendo bateador y gran jugador. En efecto, sobresaliente con los Tigres de México en esos años (inicio de los sesenta del siglo pasado) en tercera base. Todo un bateador de poder.

POLY FIGUEROA NAVARRO:

Lo de “Gordo de Oro” nació en Guasave cuando un grupo de peloteros, en esa ciudad, se sacaron el premio mayor de la lotería.

PEDRO BARRIOS:

Obed Plascencia,  uno de mis favoritos. Se decía que era más emocionante ver que conectara un triple que un home run de Héctor Espino.

GILBERTO RUIZ RAZO:

En 1965 debutó en la LMB con Tigres jugando hasta 1977 que pasó, a mediados, a Chihuahua y regresó a los felinos un par de campañas más.

CESÁREO SUÁREZ NARANJO:

Algunos escribían su nombre como “Oubed”. Estuvo con los Plataneros de Tabasco en 1964, la primera temporada de la Liga del Sureste.

Por su parte, Raymundo Quiroz Salas y José Alfredo Heredia Bustamante, lo recuerdan como mánager de los Mineros de Cananea y los Internacionales de Nogales en la Liga Norte de Sonora.

Y en tanto Memo Arzate también lo tiene muy presenta cuando fue un estelar jugador de los Tigres de la capital del país, Héctor Cruz, expresó: ¡“El gordo!, Naranjero power; toda una época.

Mis respetos y admiración.

¡Un abrazo, Obed!