Deconcini(Abierto) Autos: 45 min, Lineas Abiertas: 1 | Peatonal :25 min, Lineas Abiertas: 1
Mariposa(Abierto) | Autos: 45 min, Lineas Abiertas: 1 | Trailers :10 min, Lineas Abiertas: 4
Morley Gate (Abierto) | Peatonal :0 min, Lineas Abiertas: 3

Narro Robles, “el Bernie Sanders” del PRI

José Ramón Narro Robles

Dr. Shivago

Dr_pin_shivago@hotmail.com

Me lo dijo hace ya algunas semanas un estimado y fino amigo: “aguas, no pierdas de vista al doctor Narro Robles, en un descuido y se puede convertir en el Bernie Sanders mexicano de las elecciones del 2018”.

Nuestro dilecto amigo se refería al secretario de Salud del gabinete federal, José Ramón Narro Robles, a quien, ciertamente ya en algunos espacios editoriales confiables han llegado a mencionar como una posible carta del PRI y del presidente, Enrique Peña Nieto para la candidatura Presidencial.

Bernard “Bernie” Sanders, es a su vez, para quienes no lo saben, quien le compitió a Hillary Diane Rodham Clinton, mejor conocida como Hillary Clinton, la candidatura del Partido Demócrata a la Presidencia de los Estados Unidos de Norteamérica.

Ciertamente pudo más la maquinaria político gubernamental gabacha, similar a la que funciona aquí para la imposición de candidatos, lo que hizo posible que la ex Primera Dama estadounidense, esposa del ex presidente, William “Bill” Jefferson Clinton, se quedara con la referida candidatura a pesar de lo gris de su personalidad y de su desabrida propuesta política, aunque en los hechos Bernie Sanders resultaba ser un tipo mucho más preparado y con la experiencia sobrada para enfrentar a un frívolo y deschavetado candidato Republicano como lo era Donald John Trump, mismo que a la postre se llevó increíblemente el triunfo electoral.

El doctor Narro Robles, por su parte, es antes que nada un prestigiado médico que si bien ha sido militante priista de toda su vida y ha ocupado ya antes importantes cargos dentro del Gobierno federal, siempre se le ha reconocido como un personaje austero en su forma de vida y sin tacha de sospechas sobre actos de corrupción, además de llevar una excelente relación con grupos políticos de la llamada izquierda progresista.

Sus ocho años también como Rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), entre el 2007 y el 2015, representan también una garantía y fortaleza en su extenso currículum profesional y como servidor público.

Hoy en día que veo por el lado del PRI una caballada en verdad bastante flaca, con nombres de sonantes que nomás no despuntan como son los casos de los secretarios de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; de Hacienda, José Antonio Meade Kuribreña; de Educación, Aurelio Nuño Mayer, y de Sagarpa, José Eduardo Calzada Rovirosa, entre otros, es cuando más recuerdo ese comentario que me hizo hace semanas un buen amigo.

Aguas, no pierdas de vista al doctor Narro Robles, en un descuido y se puede convertir en el Bernie Sanders mexicano de las elecciones del 2018”.

 

NO ES LOSA, ES JOROBA

David Galván

Nos dicen que lo que carga David Secundino Galván Cázarez en su espalda no es ninguna pesada losa del padrecismo, como lo afirmara el pasado martes ante los integrantes de Colectivo de Reporteros Sonorenses, A.C., ya que es realidad una joroba producto de tantos actos de corrupción que se niega a aceptar por lo claro.

Es que, si bien el dirigente estatal del PAN hizo una especie de catarsis política donde aceptó que producto de los excesos cometidos por funcionarios durante la pasada administración estatal, encabezada por Guillermo Padrés Elías, el electorado le cobró la factura al PAN en la elección del 2015, finalmente en los hechos sigue encubriendo a otros personajes como al ex alcalde hermosillense y derrotado ex candidato panista a la gubernatura, Javier Gándara Magaña, a quien insiste en considerar un activo muy valioso del panismo sonorense, cuando la realidad es que este personaje representa lo más nefasto de ese “panismo” que saqueó las arcas municipales y estatales durante el llamado sexenio del padrecismo.

Así pues, pocos le creyeron ayer a las declaraciones de David Secundino, a pesar de considerar como una pesada carga sobre su espalda los señalamientos de actos de corrupción del padrecismo, pues una cosa es lo que dice ante los medios de comunicación, lamentándose de la vergüenza por tales hechos, y otra muy distinta lo que incluso acuerda con ex funcionarios señalados en denuncias por actos de corrupción y abuso de autoridad, como sucede cuando sostiene encuentros con los diputados federales plurinominales panistas como Teresa de Jesús Lizárraga Figueroa, ex titular del Isssteson, y Luis Agustín Rodríguez Torres, ex secretario particular del ex gobernadorPadrés Elías, por ejemplo.

En fin, resultó, pues, que de ser “el Pípila”, por aquello de la pesada losa que lleva en su espalda por culpa del padrecismo, Galván Cázarez pareciera que está pasando a convertirse en “el Jorobado”, pero no de Notre Dame sino del PAN Sonora, resultando, pues, que dicha joroba es producto de la tumoración padrecista.

 

EN LA RECTA FINAL

Heriberto Grijalva, Etty Haydeé Estévez, Amelia Iruretagoyena y Enrique Velázquez

Viene fuerte el cierre del proceso de elección del nuevo Rector de la Universidad de Sonora (Unison), pues está definido que será el viernes 17 de marzo, de mañana en ocho, cuando los catorce notables integrantes de la Junta Universitaria emitan su decisión.

Particularmente los obuses estarán dirigidos contra el todavía rector, Heriberto Grijalva Monteverde y tres de los seis candidatos finalistas, concretamente contra Etty Haydeé Estévez Nenninger, Amelia Iruretagoyena Quiroz y Enrique Fernando Velázquez Contreras, a quienes se insiste en mencionar como los candidatos afines al grupo de académicos que ha llevado las riendas de la Máxima Casa de Estudios de Sonora durante los últimos 16 años.

Así pues, será interesante estar atento a los mensajes ocultos que se puedan encontrar en las versiones que pretendan colocar en el banquillo de los acusados tanto al rectorGrijalva Monteverde como a su supuesto alfil, el doctor Velázquez Contreras, esto a pesar de que ya supuestamente ha habido la instrucción, desde una influyente oficina gubernamental, para que dejen de pretender reventar dicha elección y afecten con ello también la imagen misma de la universidad.

Dicen, pues, que la orden fue dejar de ponerle piedras al proceso de elección del nuevo Rector, dejando que la Junta Universitaria tome una decisión en este sentido, para luego impulsar una campaña que lleve a la obligada reforma a la Ley 4 Orgánica de la Universidad de Sonora, pero usted ya sabe, nunca falta quien se quiera brincar las trancas ofuscado todavía por haber quedado fuera en la primera criba.

La cosa está como para avituallarse con un bote grande lleno de palomitas de maíz y su respectivo sodón, sabor naranja, en enorme vaso tipo jumbo con refile.

 

¿QUIÉN POMPÓ?

Columna Lozano-Gracia

Antonio Lozano Gracia

Ayer circuló en redes sociales y en grupos de “whatsapp” el siguiente texto:

Mañana jueves 9 de marzo se llevará a cabo el desahogo de una prueba derivado del Juicio de amparo 198/2017 promovido por la defensa de Alma Rosa Molina Barrón y María Teresa Linson Salaz (acusadas de tortura por Gisela Peraza Villa, ex empleada doméstica de la familia Padres Dagnino).
La diligencia judicial será a las 11 horas en Rosales y Paseo del canal (Edifico de la PGJE-Domo).
Estará el representante legal de las detenidas, al parecer del despacho jurídico de Antonio Lozano Gracia.
Será una buena oportunidad para entrevistar al abogado de las acusadas de tortura y conocer cuánto están cobrando por sus servicios, si las detenidas lo están pagando o quién cubre dichos  honorarios, que deben de ser considerables
”.

Ignoro quién haya hecho circular inicialmente este escrito, pero tiene mucha razón en cuanto al misterio de quién es el “paganini” de este despacho de abogados encabezado por el ex Procurador, Antonio Lozano Gracia, quien es a su vez el abogado defensor del ex gobernador Padrés Elías, porque resulta francamente increíble que las dos hoy ex agentes de la PEI dispongan del recurso suficiente para hacer tal contrato de defensa.

Ahora sí que como diría el gran Chico Ché: ¿quién pompó?, ¿quién pompó?, ¿quién pompó esa defensa jurídica, quién pompó?

Hasta luego