Deconcini(Abierto) Autos: min, Lineas Abiertas: | Peatonal : min, Lineas Abiertas:
Mariposa(Cerrado)
Morley Gate (Cerrado)

Animales viven en nuestro rostro, confirma un estudio

La investigación afirmó que en nuestros rostros viven, comen y se reproducen dos tipos de ácaros, el Demodex folliculorum, y el Demodex brevis, los cuales se entierran en folículos pilosos y absorben los aceites que secretamos.

Ciudad de México, 15 de febrero (SinEmbargo).- Un nuevo estudio reveló que los ácaros han vivido con nosotros a lo largo de toda nuestra existencia, así lo dio a conocer una publicación de la revista científica ​The Atlantic.

La investigación afirmó que en nuestros rostros viven, comen y se reproducen dos tipos de ácaros, el Demodex folliculorum, y el Demodex brevis, los cuales se entierran en folículos pilosos y absorben los aceites que secretamos.

Para llegar a esta concusión, los investigadores, Michelle Trautwein de la Academia de Ciencias de California y Michael Palopoli del Bowdoin College, realizaron diversas pruebas en 70 voluntarios estadounidenses.

Ahí determinaron que el Demodex folliculorum, a su vez, se divide en cuatro clase distintas, A, B, C y D, mismas que dependerán del origen racial de cada persona.

Explicaron que, por ejemplo, las personas de ascendencia africana y los latinoamericanos portan las cuatro especies distintas de ácaros, mientras que la clase D es exclusiva de los europeos y la B de los asiáticos, situaciones que pone en manifiesto la historia evolutiva de los seres humanos.

Detallaron que las distintas clases de ácaros pueden permanecer por generaciones a pesar de que sus portadores ya no se encuentren dentro de su lugar de ascendencia, lo que significa que los microscópicos animales no saltan de persona en persona.

Sin embargo, agregaron, estos parásitos son hereditarios, pues el análisis que realizaron tres familias reveló que los hijos comparten los ácaros de sus padres.

“No los estamos compartiendo en el metro, sino entre nuestra familia cercana”, dijo Trautwein a The Atlantic. “Eso les permite ser un marcador para la evolución humana”, agregó.

Lo anterior les hace suponer que los cuatro linajes de ácaros surgieron hace 200 mil años, quizás como consecuencia del incremento de la población, pero, debido a que aún no existen estudios que demuestren está hipótesis, por lo que se deberá seguir trabajando duro en el análisis de esta especie, concluyeron los científicos en la publicación.

sinembargo.mx