ESTRELLAS DEL BÉISBOL

Por Héctor Barrios Fernández.

CORNELIO GARCÍA CHAIDEZ

Dicen que más vale tarde pero sin sueño. Así que vayan mis más sinceros deseos de que tengan un feliz año 2018, un abrazo solidario para todos Ustedes.

Hace algunos pocos de años escribí un artículo dedicado a Cornelio García Chaidez. Trabajo que aparte de no perder vigencia se enriquece cada día más por la actitud, el trabajo y la manera de ser de Cornelio y su familia, por esto y por mucho más, él sigue cosechando merecidos triunfos dentro de su carrera profesional como deportista.
El más reciente que yo sepa, es su nombramiento para ingresar al Salón de la Fama del Béisbol del Caribe, nombramiento y reconocimiento que un muy reducido número de mexicanos puede presumir de tener.
Es por ello que vuelvo a compartir con Ustedes este trabajo en honor de mi paisano Cornelio García Chaidez.
También espero y exhorto a las autoridades de cualquier nivel para que se sumen a este importantísimo acontecimiento, sobre todo a las locales (Ensenada, B. C.) y que a la mayor brevedad tomen cartas en el asunto y se sumen a este merecido reconocimiento a Cornelio, ya que enaltece a nuestro país y a todos los mexicanos.
En lo particular envío a Cornelio mi más sincera felicitación y reconocimiento por tan importante nombramiento. Con admiración y respeto.

ESTRELLAS DEL BÉISBOL
Por Héctor Barrios Fernández
CORNELIO GARCÍA CHAIDEZ

Virgilio Arteaga, Benjamín Reyes, Héctor Espino, Sergio Robles, Celerino Sánchez, José Luis Sandoval, Miguel Sotelo, Francisco Barrios, Maximino León, Ángel Moreno y sume Usted al de Maneadero, en Ensenada, B. C., CORNELIO GARCÍA CHAIDEZ, con mayúsculas, porque así ha sido su ilustre carrera. Nació el 23 de enero de 1965. A este grupo élite de destacados naranjeros, pertenece CORNELIO. Desde las Ligas de Sonora, de la Costa, Sonora-Sinaloa, hoy Mexicana del Pacífico, en los campos de “La Huerta de Vega”, el Parque Madero, Casa del Pueblo, Fernando M. Ortiz, el Héctor Espino y el estadio Sonora. ¡Pereo por favor un momento me faltan más! Manuel “Ciclón” Echeverría, Pepe Bache, Hub Kittle, Joe Brovia, Leo Rodríguez, Pilo Gaspar, Claudio Solano, Bob Darwin, Zoilo Versalles, Angel Macías, Eduardo Acosta, Alfredo Ortiz, Vinicio Castilla, Erubiel Durazo, Humberto Cota, Elmer Dessens, Fernando Valenzuela, Jorge de la Rosa, Curt Schilling, Chester Lemon, Larry Walker, los Jerry Hairston, Orestes Miñoso, Luis Tiant, con CORNELIO GARCÍA han contribuido a 18 campeonatos de Presidentes, Queliteros o Naranjeros. ¡Auténtico roster de Grandes Ligas! Héctor Espino y él son los únicos con 1000 o más hits en el club, se acercan “Borrego” Sandoval y J. C. Canizalez, su primer hit lo conectó a Fernando Gaxiola, su 1000 a Eusebio Elizalde el 29 de diciembre del 2003 en Hermosillo.
Seleccionado para jugar con Navojoa, pero enviado a Hermosillo a cambio de Mario Mendoza. Comenzó con Yucatán en 1984, sólo unos juegos y Medias Blancas se lo llevó de 1984 a 1990, tenían grandes planes para él, pero una desafortunada lesión truncó su llegada a Grandes Ligas. En 1997 fue campeón de bateo con .382 jugando para Sultanes.
Alguna vez fue cambiado de organización con el pretexto de que era un jugador “caro”, pero lo bueno cuesta y en ocasiones lo “barato” sale caro, una profesión donde “las zancadillas” y envidias no son la excepción, CORNELIO se ganó el respeto y reconocimiento de compañeros y público. Como activo llegó a tener el promedio de bateo más alto en la Mexicana de Verano.
Campeón de bateo en la Serie del Caribe de 1990 en Miami, con .520, 25VB 13H, Erubiel Durazo lo hizo en la serie celebrada en Culiacán en 2001 con .455, únicos Naranjeros en lograrlo. El gran Héctor Espino fue campeón de bateo en Serie del Caribe, pero como refuerzo de los Yaquis en 1974.
Alumno distinguido y primer jugador tomado por equipo alguno (Yucatán) de la Academia de Béisbol “Ernesto Peralta” en Pastejé. Su entrega y responsabilidad en el campo y fuera de él, lo llevaron a ser un modelo de responsabilidad para el aficionado y jugadores.
En reconocimiento a su trayectoria y su habitual don de caballero que lo caracteriza y distingue. “Naranjeros” ha retirado el número 23, nunca nadie más lo podrá usar, sólo CORNELIO GARCÍA CHAIDEZ.
Él se expresa así: “mientras esté en el béisbol, mi trabajo me interesará, ya que me pagan un salario y de eso dependo y mi familia también”, “soy un profesional del béisbol, como un médico lo es de la medicina”. Descubierto por Bernardo Calvo quien lo vio en un torneo nacional juvenil a la edad de 15 años.
En invierno se retiró con promedio de .288, siendo superado sólo por otro bajacaliforniano, Ramón “Diablo” Montoya con .289, Matías Carrillo .293 y Héctor Espino, .329.
En el 1999-00, tuvo 300 apariciones sin batear para doble play, en verano, durante 15 temporadas seguidas bateo .300 o más, jugó para Yucatán, Monterrey, Diablos, Torreón, Tijuana.
CORNELIO, es más hermosillenses que muchos nacidos en esa hermosa capital sonorense, somos testigos de cómo es querido, reconocido, respetado tanto en Hermosillo, Mérida, Monterrey, Torreón, D. F., Tijuana, miembro del Salón de la Fama del Béisbol Mexicano con sede en Monterrey, N. L. Aunque la comunidad beisbolera ensenadense reconoce su brillante trayectoria y es valorado y respetado, le sigue debiendo y mucho…créame, hay mucho más de CORNELIO GARCÍA CHAIDEZ, orgullo del béisbol nacional.

E-Mail: barriosbecerra@prodigy.net.mx